"Si al final, la vida sera un gran camino que recorrer, que este camino sea de alegrias". Moi.


domingo, 2 de septiembre de 2012

Película: Eternamente comprometidos.

 Se que debería estar estudiando para mi prueba de Cognitivo-Conductual (no se porque estoy sucumbiendo a esta tendencia de contar lo que se hace, como si decirlo te hiciera mas intelectual, o en mi caso, empoderarse mas de la materia para la prueba que se avecina sin piedad, sirviera para aprenderla, en fin...), pero acabo de terminar de ver esta película, por lo general no me atraen mucho las comedias-románticas, pero esta en particular deja algo profundo en lo que pensar, ¡claro!, si lo agarras al vuelo y entre tanta risa, porque así de concreto en la película son solo 2-3 frases...

 Las parejas (ya se que es obvio, es romántica, ¿no?) siempre son muy complicadas, y no hablo solo de las románticas,  las amistades pueden tornarse un tanto extrañas, pero son mas fáciles de resolver, no se porque, pero en general, todas las relaciones interpersonales son terriblemente confusas, complicadas y descontroladas, te enfrentas con tantas cosas propias y del otro que ni siquiera habías imaginado que estaban ahí, ocultas, esperando el momento preciso para salir a la luz, entonces es cuando comienzas a conocer a lo que las personas llaman "el verdadero otro", aunque yo mas bien lo veo como un otro profundo, como si llegases a ese lugar del cual ni la otra persona esta muy consciente, ¿no les ha pasado que después de una pelea viene el "lo siento, no se que me paso"?, pues cuando yo lo he dicho porque me he sentido realmente así, a veces me desconozco en algunos actos, pero es propio de mi edad también, supongo que se va haciendo mas extraño, rasgando lo psiquiátrico el hecho de no reconocerse en los propios actos a medida que avanzas en la adultez, pero aún no me conozco plenamente y supongo que él tampoco, pues tenemos prácticamente la misma edad, una evidencia más de que el mundo esta completamente loco!, ¿a quién se le habrá ocurrido comenzar a hacer parejas con la gente tan joven?, ¡si apenas nos controlamos a nosotros mismos!, ¡apenas si nos conocemos!, ¡estamos en plena construcción de identidad! ¿y tenemos que conocer a un otro? ¡¿y con ese otro, que se conoce a medias también, construir algo entre y para los dos?!, pensándolo de ese modo, me parece muy improbable que no surjan complicaciones entre las interrelaciones, osea, por favor, el que no pelea y el que no tiene dificultades si que esta mal, es que es todo tan confuso... 

Lo que si queda claro, es que nadie es perfecto al 100% para un otro, porque ni siquiera nosotros somos perfectos al 100% para nosotros mismos, y entonces, ¿dónde radica la diferencia entre las parejas que terminan y las que duran toda la vida?, la respuesta es tan simple que llega a doler: Lo intentan.