"Si al final, la vida sera un gran camino que recorrer, que este camino sea de alegrias". Moi.


lunes, 13 de agosto de 2012

El señor de los libros.

En la vida de las antos, el tiempo transucurre sin reglas ni planes, vuela libre y bate mis propias alas hacia mundos lejanos y experiencias nuevas, desconocidas, fantásticas!
 Después de mi clase de Cognitivo-Conductual, la cuál estuvo interesante y entretenida porque aprendimos con Sheldon, Pinky y Cerebro y luego de pasar un rato agradable en el pasto llena de amor, decidí dirigirme a mi casa, así que me senté plácidamente en los asientos tan cómodos de las micros de Santiago y paff!, me dormí, para cuando desperté, me había pasado de mi casa, pero solo hasta la plaza contigua a esta, así que me baje y camine tranquilamente por la plaza de los enamorados mirando el agua... hace un tiempo que me he metido como a un grupo de lectura en conjunto por internet y han decidido darle comienzo a un pequeño librito de Bolaño-"Estrella distante", después de la plaza viene una galería con miles de libros!, media adormilada aún, me metí dentro a ver si encontraba el libro nombrado para comenzar su lectura, pasar un poco el rato y a lo mejor encontraba algún tesoro apto para mis bolsillos de estudiante de Psicología, di vueltas y mas vueltas, pregunté y pregunté y nadie tenía nada, como a la mitad encontré un señor que me dijo: Ve a darte la vuelta completa, si no encuentras nada, regresas y te doy un dato. Le hice caso, para el final de mi recorrido me topé con el local de una señora que tenía dos de Bolaño, pero no el que buscaba, así que regrese por mi dato, y ahí paso la magia... Al local apenas podía entrar y no digamos que soy de contextura normal, aunque andaba muy abrigada y soy bajita, pero la puerta apenas se podía abrir a causa de los libros...El señor era un químico que toda su vida había leído y leído, me dijo que todo lo que sabía se lo debía a los libros y no tanto a la Universidad y eso que salió de la Católica, dijo que ese había sido su hobbie y que ahora las cosas eran al revés, la química era su hobbie, aunque no vivía de los libros, pero era lo que mas le gustaba, me contó que antes tenía todos los libros en repisas en el primer piso y que frente a su escritorio habían dos sillas, "para tener buena conversa cuando vienen los amigos" me dijo, yo miré a mi alrededor y no pude imaginar donde iban esos silloncitos de los que me hablaba, porque el lugar estaba atestado de cajas, me dijo que a un señor que murió le compró toda su biblioteca y ahí se llenó de cajas, pero que ahora quiere poner mas repisas modulares arriba en el segundo piso y de ese modo volver a poner los sillones para que regresen los amigos con la buena conversa, pero lo detienen las repisas que se hacen a marcha lenta y la ayuda de los amigos, porque el trabajo de las cajas hay que hacerlo por lo menos de a dos, ya que la escalera es bien estrecha y puede ocurrir un accidente en cualquier momento, me dio datos de otras librerías para comprar el libro de Bolaño y me insistió en que debía hacerme socia del club de lectores de mi comuna, pero no se... algo me pasa, me gusta tener conmigo los libros que he leído, así que bueno, el señor me dijo algunas otras buenas cosas, hablamos de feminismo y de Simone de Bouvier de su relación tan moderna con Jean-Paul, y que las mujeres que leen tienen mucha opinión (lastima que a mi me cueste tanto sacar la mía) y de que esas mujeres son mejor partido, de saber encontrar a alguien que te llene de ese modo, yo le dije que había encontrado ya al mío, de que los libros son fabulosos, de que no sabia muy bien que tenían todas esas cajas, de datos y datos y mas datos de donde encontrar libros, hablamos de Psicología y de Química, yo no creo haberle entendido mucho, y sospecho que el tampoco, pero Bolaño nos unió y Bolaño nos seguirá el curso, me invitó regresar para la buena conversa con los sillones ya reestablecidos y a ver que me pareció el libro que andaba buscando.
 Libro que acabo de encontrar, así que... a leer! :)

---Por cierto, una pena que estén atestadas las librerías de extranjerismo y poca chilenidad.