"Si al final, la vida sera un gran camino que recorrer, que este camino sea de alegrias". Moi.


martes, 1 de enero de 2013

Hola 2013 :)


 
Primer día del año 2013 y yo... con jaqueca.

 No me gusta eso del balance del año anterior, de que cosas nos gustaron y de cuales no, de personas mas y personas menos, de las cosas malas y las que no tanto.
 ¿Y es que de verdad necesitamos esta masa de aire de nuevo comienzo para intentar hacer las cosas bien una vez más? sería mejor solo intentarlo denuevo, por la felicidad de ver nuevamente la luz del sol, cada día es una nueva oportunidad, cada día, ¡no cada año!, siempre podemos levantarnos y comenzar nuevamente, este espíritu contagioso no debiera nunca extinguirse, eso es precisamente lo que debiera durar todo el año, no ir gastando los días y llegar al 31 como con una mochila metafórica que nos pesa y de la cual nos liberamos a las 00.00.
  El recuento no sirve de nada año a año, la vida no cambia porque cambié un número de calendario creado por el hombre, la vida cambia cuando decididamente la hacemos cambiar, con nuestros actos, palabras y pensamientos, la vida cambia, cuando el recuento es a diario, día a día debiéramos revisarnos, no cada 365 para darnos cuenta que tenemos en nuestras manos mas de lo que podemos controlar, mas de lo que podemos aguantar y mucho mas de lo que podemos reparar.
 Nuestra vida no debiera tomarse como una tarea industrial, donde máquinas y con una producción a gran escala harán crecer y llevarán a ese éxito pintado de la profesión, el auto, la casa, los viajes, nuestra vida debiera ser tomada como tarea de artesano, de la dedicación mas fina, hilo a hilo, puntada a puntada, que nos lleve a ese éxito pintado de ilusiones, de horizontes, de sonrisas y caricias.
 Por cierto, no se a quién se le ocurrió la disparatada idea de que a los años hay que despedirlos, los años no se van, los años se quedan, cada uno de nosotros tiene ahora, en lo más profundo de su ser al año 2012, los años se quedan, por eso envejecemos, por eso crecemos y en el mejor de los casos, por eso nos volvemos más sabios y mejores personas.