"Si al final, la vida sera un gran camino que recorrer, que este camino sea de alegrias". Moi.


martes, 15 de enero de 2013

Corazón desgastado-20a.

Acabo de ver una publicación, donde alguien de alrededor de 20 años se sentía viejo en temas amorosos por la cantidad e intensidad de relaciones que había tenido a la fecha.

 La verdad, nunca me había puesto a pensar que hasta en eso nos esta dañando la sociedad, las relaciones comienzan tan tempranamente, que llegamos a los 20 años cansados ya de tanto trabajar, de tanta desilusión  de tanto engaño, de tanto de todo, llegamos a los 20 años con un corazón agotado de amar, lo cuál me parece terrible, porque es recién a los 20 años cuando por lo general encuentras a ESA persona, con la que quieres pasar el resto de tú vida y por la que tendrás que trabajar el resto de esa vida que has escogido, ¿y cómo podrás hacerlo de la mejor forma, si sientes que tú corazón ya esta viejo, con un corazón ya cansado?, nos han robado lo más hermoso, la fuerza de corazón de los 20 años, el último paso antes de la adultez, donde todo se resuelve, donde todo se construye, donde haces y deshaces miles de veces, hasta que el producto final te convence, para acompañarte en la adultez y así tenemos adultos muertos de cansados, a penas al comienzo de esta y esos mismos, son los que crian a los niños de hoy, apurados por crecer. Recuerdo a mi prima de 7 años preocupada de pintarse las uñas y los labios, ¿cuántos años más le faltarán a mi prima para que empiece a sufrir por los chicos?, para que comience el proceso de desgaste de su corazón, de aquí a que tenga 20 años.

 Y a riesgo de sonar como una vieja, si hay algún adolescente leyéndome le pido que por favor, no se apure en crecer, que la vida es el camino, no la meta, y hay que detenerse a mirar el paisaje :)

3 comentarios:

Tristan S. dijo...

Nos robaron, es cierto, pero está en nosotros querer seguir soñando, descubriendo y amando. No me resignaré a una vida de corazón agotado aunque eso implique parchar mi corazón cuantas veces lo requiera.

<3

Tristan S. dijo...

Ya había leído esto antes, y no recuerdo si comenté o no esta entrada (aunque tengo la impresión de que sí, pero como hay moderación de comentarios me despreocuparé) Vuelvo a ti, releyendo palabras que ahora me hacen mucho más sentido que ayer. Vibro con tu reflexión cargada de verdad que espanta, porque nuestros corazones no son los mismos de ayer, ni serán los mismos del mañana. Mi corazón está a(gota)do, roto y parchado, leído y releído, a ratos raído y vuelto a coser. Tus letras iluminan un camino de posible esperanza.

Carlos de la Parra dijo...

El alma se parcha sola con el tiempo.
El amor crece en la proporción en que lo das.
El engaño te lo haces cuando no tienes la precisión de ver bien a la gente.