"Si al final, la vida sera un gran camino que recorrer, que este camino sea de alegrias". Moi.


lunes, 16 de julio de 2012

Regresando.

Ha pasado tiempo razonablemente largo desde la última vez desde que las ganas me han traído aquí... el tiempo de esa entrada, coincide con el último tiempo de una pequeña pero maravillosamente importante situación en mi vida, de la que espero con ansias su repetición. Vaya!, voy recordando lo increíblemente bien que se siente volver a escribir en este, mi blog... recuerdo que había aprendido que puedo escribir de lo que sea, es mío y son mis pensamientos y están bien, solo por existir, claro, por supuesto que mientras no dañen a nadie. Siento como si hoy hubiese comenzado una vida nueva para mi sola, aunque en otros sentidos nos estemos quedando atados... hace pocos días he cumplido 22 lindos años en este mundo, he aprendido un par de cosas valiosas para la propia existencia en armonía con el resto de la tierra y algunas otras que debo reaprender constantemente, también están aquellas que son cadenas, y aunque pesadas, no me atan, las arrastro, hasta un día poder liberarme por completo, pero al menos, avanzo, porque lo importante es eso, que si me detengo me vuelvo cadáver, porque son los únicos quietos, los que no respiran, que no viven, la vida es eso, movimiento y como lo es, me he planificado para estas vacaciones, en las cuales he quedado sorpresivamente sola por el viaje de mi popolo cruzando la cordillera, terminar todo aquello que algún día comencé y jamás termine, o todo aquello que ha quedado en el baúl de mis ideas, esas miles de cosas que quise hacer y no comencé, las que hice hasta la mitad y las que se me han ido ocurriendo hacer. Espero que a pesar de todos los embrollos universitarios que deberé arreglar en los próximos 4 días y todas las preocupaciones médicas a las que deberé hacer frente valiente, puedo finalmente disfrutarlas para conmigo misma, como hace muchísimo tiempo que no hago.
 He vuelto a escribir en mi blog.
Feliz.